Marcelo Echazú, un representante internacional de esquí de fondoDeportes 

Marcelo Echazú, un representante internacional de esquí de fondo

Nació en Buenos Aires y llegó a la provincia en el año 84, desde muy joven tiene relación con el mundo del deporte y, actualmente, es un representante a nivel internacional del esquí de fondo. Con un perfil de humildad extraordinaria, una opinión muy formada respecto de los beneficios físicos y sociales que el deporte produce y una carrera a la que cada vez suma más aventuras, Marcelo Echazú nos brindó una entrevista a días de viajar a Rusia para competir, una vez más, en un biatlón.

“Vine a Ushuaia porque amo la nieve y los deportes que en ella pueden practicarse. Apenas tuve la oportunidad, no lo dudé un segundo y me vine. Me acerqué al Club Andino y ahí conocí a Demetrio Velazquez, quien me introdujo al mundo del esquí de fondo. Desde ahí, no paré hasta el momento y no pienso hacerlo por lo menos hasta mis 82 años” —nos cuenta medio entre risas, pero también con un tono serio. Es que lo que se evidencia cuando uno habla con Marcelo es que su pasión y amor por el deporte y la nieve son inagotables.

El biatlón es un deporte que integra el esquí de fondo y el tiro al blanco con carabina. Uno de los campeonatos más famosos de este deporte es el Worldloppet; y Ushuaia no es ajena a esta competencia, sino todo lo contrario; es sede nacional de ésta. Marcelo, además de competidor, es instructor de jóvenes en el Andino Club, donde él dio sus primeros pasos. Respecto de su rol como instructor, considera que el deporte no se trata solamente de un ejercicio físico, también se fomentan y practican valores y lógicas de pensamiento que apuntan y disciplinan la perseverancia, la fuerza de voluntad, la salud física y mental, el esfuerzo y el sacrificio de goces inmediatos para conseguir satisfacciones a largo plazo, que resultan más permanentes en el paso del tiempo.

“Creo en el esfuerzo sin que me importe el resultado. Basta con tener ganas y fuerzas de voluntad para poder decir que se puede”. Con estas últimas frases, nos hace saber que en pocos días viajará para competir en Rusia y Noruega, en donde  una vez más representará no sólo a Tierra del Fuego, sino a la Argentina entera, que —dicho sea de paso— es uno de los pocos países donde se practica este deporte, junto con Alemania, Rusia, Noruega, Suiza y  Japón.

Articulos relacionados