Mencionan a dos hoteles de Ushuaia en la causa de los “cuadernos de la corrupción”Sociedad 

Mencionan a dos hoteles de Ushuaia en la causa de los “cuadernos de la corrupción”

El ex contador de la familia Kirchner, Víctor Manzanares, reveló en una declaración judicial que el ex presidente Néstor Kirchner estuvo a punto de adquirir los hoteles de Ushuaia “Mil810” y “Las Hayas”, en una operación que finalmente no se produjo a raíz del fallecimiento del ex mandatario, según publicó el diario Clarín.

Manzanares declaró varias horas el pasado jueves, ante el juez Federal de Buenos Aires Claudio Bonadío, quien analiza si como consecuencia de los datos que aportó lo considera un “imputado colaborador”, lo que podría evitar quedar detenido y tener una pena menor en la causa conocida como “cuadernos de las coimas”.

Después de tres indagatorias en las que también estuvo presente el fiscal Carlos Stornelli, Manzanares dejó una “extensa confesión” que según el medio gráfico porteño involucraron una posible operación inmobiliaria en la capital fueguina.

De acuerdo al testimonio citado por Clarín, el contador tuvo una activa participación en la adquisición de inmuebles por parte de la familia Kirchner.

Entre ellas mencionó al hotel de montaña La Aldea de El Chaltén que fue comprado a través de la empresa Los Sauces SA (la inmobiliaria de los ex presidentes que tuvo de principales inquilinos a los empresarios Cristóbal López y a Lázaro Báez) y donde se habría consignado en los papeles un valor inferior al valor real de la compra.

“Manzanares fue el responsable de incorporar a la contabilidad de la inmobiliaria el nuevo hotel. El arquitecto Luis Gugino fue uno de los responsables de la operación. Allí, según los dichos del contador hubo una pelea con Osvaldo Sanfelice: el arquitecto se quejó de que el socio de Máximo Kirchner le habría robado 200 mil dólares. Lo cierto, es que en función de sus dichos, la operación para adquirir La Aldea se hizo por $120.000 pero su valor real de compra había sido de 1.200.000 dólares”, detalló el diario.

Además, Manzanares contó datos sobre las compras del hotel Alto Calafate que “costó casi U$S 5 millones” y Las Dunas, por “unos U$S 700.000 dólares”, antes de revelar que en 2010, el ex presidente Néstor Kirchner, lo citó en la quinta de Olivos y le comunicó que “quería comprar otro hotel pero fuera de Santa Cruz”.

Según Clarín, esos hoteles eran “Mil810”, que iba a ser adquirido en 500 mil dólares, y “Las Hayas”, por un valor de 17 millones de dólares.

“Manzanares iba a ser el encargado de manejar esos dos hoteles y le iban a pagar 40.000 dólares mensuales. ¿La condición? debía controlar a Sanfelice que ya había comprado el hotel Waldorf en Capital Federal. Si hacía bien este trabajo, había una recompensa mayor: gerenciar los hoteles de El Calafate también”, detalló el medio nacional.

También mencionó que Manzanares y Sanfelice viajaron por entonces a Ushuaia en un avión de Lázaro Báez, y “se reunieron con Julio Del Val”, el ex ministro de Economía, integrante del Tribunal de Cuentas y uno de los propietarios de “Mil810”.

“No les quisieron tomar ninguna seña para garantizarse la operación. Después fueron a recorrer el otro hotel, Las Hayas. Estas dos compras no se concretaron porque a los pocos meses falleció Néstor Kirchner”, afirmó Clarín.

Manzanares declaró 27 horas acompañado de sus abogados Alejandro Baldini y Roberto Herrera, y según fuentes judiciales, “las próximas horas serán decisivas” para el contador que se encuentra con prisión preventiva en un domicilio oculto después de ingresar al programa de testigos protegidos.

Fuente El diario del fin del mundo

Articulos relacionados