Pesimismo económico e inflación en ascenso llevan el dólar a un nuevo récordEconomía 

Pesimismo económico e inflación en ascenso llevan el dólar a un nuevo récord

Empujado por una mayor dolarización de carteras, poca oferta y la típica demanda de cierre de mes, el dólar marcó un nuevo récord histórico y se hace cada vez más cuesta arriba la espera de los dólares del FMI y el campo para el Gobierno.

La divisa estadounidense escaló 68 centavos ayer y cerró a un promedio de $43,67 en las pizarras de los bancos, superando así el máximo de $43,50 registrado a principios de mes. También inédito fue su cierre en la plaza mayorista: 42,64 pesos. La incertidumbre electoral, el repunte inflacionario y los malos datos que continúa arrojando la actividad económica están llevando a los inversores a alejarse del peso a pesar de que el Banco Central sigue empujando las tasas al alza.

Ayer la tasa promedio ponderada de las Leliq, que el BCRA toma como referencia de su política monetaria, se ubicó en 66,925%, 10 puntos básicos por encima de la jornada previa. La entidad que preside Guido Sandleris colocó en su licitación diaria de letras de liquidez ûnuevamente desdoblada- menos de lo que vencía y dejó en la calle casi 20.700 millones de pesos.

En Reconquista 266, el paso lento al que los bancos vienen trasladando la suba de la tasa de referencia a los rendimientos que pagan a sus clientes por los depósitos a plazo fijo, incomoda. El diferencial entre la tasa promedio de las Leliq y la Badlar ya alcanza los 22,75 puntos porcentuales, su nivel más alto en 5 meses.

Los bancos se excusan en la diferencia de plazos. De ahí la intención de los directivos de la autoridad monetaria de estirar el plazo de colocación de las letras de liquidez a una semana o un mes para que “calce” con el plazo mínimo de los plazos fijos.

Mientras tanto, operadores hablan de desconfianza y de falta de oferta a la hora de explicar las turbulencias del dólar de los últimos días. Los ingresos genuinos de los exportadores cerealeros fueron de u$s66 millones ayer, apenas el 10% del volumen negociado en el mercado de cambios, y, a pesar del optimismo del Gobierno, ya desde el sector bajaron las expectativas respecto a la liquidación esperada a partir de abril y reconocen que el ingreso de divisas podría demorarse.

En paralelo, en el mercado auguran que los dólares del FMI no serán suficientes si la incertidumbre se acelera, algo que es de esperar a medida que se acerquen las PASO.

Articulos relacionados