Mondelez pidió un procedimiento preventivo de crisis y podría suspender a 500 trabajadoresEconomía 

Mondelez pidió un procedimiento preventivo de crisis y podría suspender a 500 trabajadores

La fábrica Mondelez pidió un procedimiento preventivo de crisis. Foto: Mondelez

La fábrica Mondelez pidió días atrás entrar en un proceso preventivo de crisis por la difícil situación económica que atraviesa la filial argentina de la fábrica de alimentos. En ese marco, se habló de la posibilidad de suspender a alrededor de 500 trabajadores por cinco meses, medida que desde el Sindicato de Trabajadores de Industrias de la Alimentación buscan evitar. 

Mondelez es el primer fabricante global de chocolates y galletitas, y el segundo productor de chicles, además de ser líderes en el mercado de caramelos, bebidas en polvo y premezclas. Producen, entre otras cosas, los chocolates Milka, Tita, Rhodesia y Mantecol, Cadbury, Toblerone, las galletitas Pepitos, Melba, Oreo, y las premezclas de postres Royal, como así también los jugos Tang y Clight.

Según dijeron desde la empresa ante la consulta de PERFIL, la coyuntura económica que atraviesa el país, “afecta de manera directa a la industria de la alimentación de la que somos parte”. Y señalaron que “en el último periodo se vienen registrando una caída en el consumo y desaceleración en nuestras ventas, con la consecuente acumulación de stock de productos y reducción de la producción”.

Procesos Preventivos de Crisis: ¿Ayuda necesaria o flexibilización encubierta?

En el país, la multinacional tiene tres plantas: una en Pacheco, Tigre, donde producen galletitas y chocolates, otra en Victoria, San Fernando, donde se elaboran chocolates, chicles y caramelos, y una tercera en Villa Mercedes, provincia de San Luis, destinada a la producción de bebidas en polvo y postres para preparar. De las plantas de Pacheco y Victoria serían los operarios que se podrían ver afectados por las medidas de suspensión. 

Respecto de las acciones que tomarán de ahora en más para recomponer la situación de crisis, detallaron que están llevando adelante “audiencias en el marco de un proceso preventivo de crisis”. “Estas audiencias tienen como fin evaluar medidas temporales en nuestras plantas para evitar medidas más extremas”, explicaron.

Por su parte, desde el Sindicato de Trabajadores de Industrias de la Alimentación (STIA) se manifestaron contra de la posibilidad de suspender a los operarios, y aseguraron mediante un comunicado que desde el Consejo Directivo están trabajando dentro de la Secretaría de Trabajo y “realizando las reuniones pertinentes para lograr que no se efectivicen las suspensiones”.

La planta Pacheco, donde producen galletitas y chocolates.

Rodolfo Daer, líder del sindicato, consideró que “la parálisis del sector productivo no se puede ocultar”,  aunque aclaró: “Una multinacional como Mondelez no puede descargar sus crisis suspendiendo a 500 trabajadores por cinco meses. Hay una comprensión muy alta y una voluntad de contribuir desde del ministerio de Trabajo y Producción para evitarlas. Sin embargo, la empresa insiste con suspender”, dijo en diálogo con Radio Continental.

En ese sentido, desde Mondelez explicaron a este medio que “están siguiendo de cerca la situación y, como siempre, mantienen un diálogo abierto y constante tanto con el Ministerio de Trabajo como con el Sindicato de Alimentación”. La próxima audiencia con la secretaría de Trabajo, confirmaron desde la empresa, será este viernes 22 de noviembre.

A.G./ c. P.


Lo más visto

Articulos relacionados