Crucero embargado en Buenos Aires: La empresa a cargo de las actividades del barco registra una deuda millonaria en UshuaiaSociedad 

Crucero embargado en Buenos Aires: La empresa a cargo de las actividades del barco registra una deuda millonaria en Ushuaia

jueves, 21 de noviembre de 2019

17:56

Se trata del buque “RCGS Resolute” de bandera portuguesa que fue embargado por deudas con distintos proveedores argentinos. Uno de los juicios a la compañía canadiense “One Ocean Expeditions” (que regentea las actividades del barco), fue iniciado en Ushuaia por la operadora que le brinda servicios logísticos. La compañía le debe prestaciones de toda la temporada 2018/2019, por este motivo el juez Federal Federico Calvete dictó una de las interdicciones que pesan sobre la embarcación que se encuentra varada en Buenos Aires.

La compañía anunció el 29 de octubre que se encontraba en un proceso de “reestructuración debido a una crisis económica” y días después el Resolute quedó retenido en Buenos Aires por el reclamo de una empresa proveedora de combustible, mientras que los 162 pasajeros no solo vieron frustrado su viaje, sino que tuvieron que costearse el regreso a sus respectivos países de origen.

Sin embargo, no es la única deuda impaga de la compañía canadiense: la operadora marítima Delfines SA, con sede en Ushuaia, le reclama por los servicios prestados durante toda la temporada de cruceros 2018/2019. Esta última demanda motivó uno de los embargos que determinaron su permanencia indefinida en la terminal porteña desde el pasado 4 de noviembre.

El buque, de bandera portuguesa, es propiedad de la naviera Bunnys Adventure and Cruise Shipping radicada en Bahamas, pero es operado por One Ocean Expeditions, que lo fleta para cruceros de turismo aventura en agua polares.

El crucero recalaba en la capital fueguina como antesala de sus viajes a la Antártida, e incluso tenía previstas recaladas el 19 de octubre y 6 de noviembre de este año, y el 17 de enero de 2020, según información provista por la Dirección Provincial de Puertos.

“Ante el incumplimiento de la empresa, la operadora recurrió al Juzgado Federal de Ushuaia y el juez Federico Calvete hizo lugar a una interdicción del buque que fue comunicada al capitán y a autoridades de la Prefectura Naval Argentina”, explicó un allegado a la compañía fueguina.

También dijo que la deuda es de “un importante monto en dólares” y confirmó que corresponde a “toda la temporada anterior a la actual”.

La situación del Resolute es compleja por la situación de sus 98 tripulantes de diferentes nacionalidades y porque continúa ocupando un lugar en el quinto espigón de la concesionaria del puerto de Buenos Aires “Terminales Río de La Plata” (TRP) generando una nueva deuda que “no sabemos si van a pagar”, según dijo ayer el interventor de la Administración General de Puertos, Gonzálo Mórtola.

Articulos relacionados