Stornelli dejó atrás su rebeldía y se presentó a declararEconomía 

Stornelli dejó atrás su rebeldía y se presentó a declarar

Tras haberse negado en reiteradas oportunidades a presentarse a los llamados a indagatoria, por lo que fue declarado en rebeldía, el fiscal federal Carlos Stornelli se presentó finalmente este viernes ante el juez de Dolores, Alejo Ramos Padilla, en el marco de la causa que investiga una supuesta red de espionaje ilegal. Como ya lo había planteado públicamente, planteó ser una víctima de una “operación” para atacar la causa de Cuadernos, en la que intervenía.

“Voy a responder preguntas, obviamente. Vamos a aclarar todo lo que sea necesario. Estoy a completa disposición del juez“, manifestó el integrante del Ministerio Público antes de ingresar al edificio judicial. Previamente, el magistrado federal había afirmado que al presentarse a declarar “no está más en rebeldía”.

Efectivamente, el fiscal dejó de estar “rebelde” en el expediente y logró que quedara abstracto el dictamen no vinculante de la comisión de fiscales que le recomendó al procurador interino, Eduardo Casal, avanzar con el proceso de destitución del fiscal para que dejara de ampararse en los fueros y se presentara a declarar.

“Es un acto normal, común, de los que habitualmente se desarrollan en los juzgados. Es un acto de indagatoria, el ejercicio de un derecho constitucional. La función del Juzgado es exhibirle los elementos de prueba que hay en la causa. Es un acto de defensa“, describió Ramos Padilla en declaraciones a la prensa.

Fuentes judiciales señalaron que Stornelli entregó un escrito en el que sostuvo la hipótesis de que el principal acusado del expediente, el falso abogado Marcelo D´Alessio, había actuado en complicidad con el denunciante Pedro Ecthebest para llevar a cabo una “operación” para atacar la causa de Cuadernos, en la que intervino como fiscal. Ya antes había planteado el mismo argumento públicamente, al asegurar que era víctima de una “operación política berreta” en su contra.

Desde el 27 de marzo último hasta ahora, Stornelli permaneció en situación de “rebeldía” por disposición de Ramos Padilla, luego de seis ausencias a citaciones para declarar como acusado. Mientras que cuando anunció que finalmente se presentaría a indagatoria, aseguró que lo haría porque el caso ya fue elevado a juicio oral y se encuentra “fuera de peligro”.

Durante las más de seis horas de declaración, Stornelli respondió preguntas del juez y del fiscal Juan Pablo Curi, a quienes intentó demostrar que él era una víctima de los supuestos conjurados.

El juez del caso, Ramos Padilla, arribó a su despacho a las 8:30 y ante los periodistas que montaban guardia en el lugar dijo que la indagatoria “es un derecho constitucional”; mientras que el fiscal Curi llegó diez minutos después que Stornelli.

Un vez que concluya la indagatoria, que podría extenderse por más de una jornada, el juez tendrá un plazo de diez días hábiles para resolver la situación procesal del imputado.

Se trata de la causa judicial en la que fue detenido y procesado con prisión preventiva el falso abogado D’Alessio, ante denuncia del productor agropecuario Etchebest, quien, con varios videos como prueba, aludió a presuntos pedidos de dinero para no involucrarlo en el caso Cuadernos. Para eso D’Alessio habría invocado el nombre de Stornelli, a quien conocía.

En un principio, la defensa de Stornelli había asegurado que los supuestos hechos se llevaron a cabo en la Capital Federal, por lo que es competencia de los tribunales de Comodoro Py; planteo con el que llegó hasta la Corte Suprema de Justicia.

El fiscal, que fue llamado a indagatoria por primera vez el 7 de marzo, está acusado “reclamar y ordenar investigaciones paralelas a las causas judiciales, no autorizadas por ley”, según surge del expediente judicial.

“Se le imputa a Carlos Stornelli haber actuado conjuntamente con Marcelo Sebastián D’Alessio y otras personas que se encuentran siendo identificadas e investigadas en las actuaciones en maniobras de espionaje ilegal que guardaban relación con las investigaciones judiciales a su cargo y con su actuación como Fiscal Federal a cargo de la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional Federal Nro. 4 y que importaron diversos y diferentes planes delictivos”, señaló Ramos Padilla en una de sus resoluciones.

Etchebest relató que D’Alessio le había reclamado plata en nombre del fiscal para librarlo de quedar involucrado en la causa de los Cuadernos. Su declaración, sumada a las pruebas que se recolectaron después, hicieron que Stornelli resultara finalmente acusado de haber participado de distintas formas en ocho hechos que están bajo investigación.

Entre los hechos que lo señalan de manera particular, se le imputa haber reclamado a D´Alessio que le consiguiera información sobre Jorge “el peruano” Castañón, ex marido de la actual pareja del fiscal.

En el caso intervino la Comisión Provincial por la Memoria (CPM), que realizó un peritaje sobre los objetos secuestrados a D´Alessio que “muestran el funcionamiento de uno o varios grupos que desplegaron actividades de inteligencia prohibidas, que solo pueden llevarse a cabo por parte de los organismos públicos habilitados por las leyes vigentes”. Y advirtió que “estas prácticas ponen en peligro el propio sistema democrático”.

Según la CPM, D`Alessio “desplegó tareas de inteligencia en tanto existen pruebas suficientes que indican que de manera planificada recopiló, procesó, analizó y sistematizó información con enunciados fines tácticos o estratégicos. El ciclo de inteligencia realizado contuvo una planificación, una fase operativa de reunión informativa, un análisis de la información recolectada, su sistematización y la posterior difusión a los destinatarios de dicha actividad de inteligencia”.

Articulos relacionados