narda-lepes,-tras-la-denuncia-a-pablo-massey:-“a-mi-me-paso-mil-veces-que-me-tocaron”Espectáculos 

Narda Lepes, tras la denuncia a Pablo Massey: “A mí me pasó mil veces que me tocaron”

Al ser consultada por el caso de Trinidad Benedetti, la chef contó en primera persona lo que sufrió a lo largo de su carrera.

Narda Lepes contó que muchas veces fue acosada en el ámbito laboral (Foto: Instagram nardalepes)

Este sábado Narda Lepes conversó con Catalina Dlugi. Al ser consultada por el caso de Trinidad Benedetti, la joven que denunció a Pablo Massey por acoso sexual en el ámbito laboral, la chef contó que ella también fue víctima a lo largo de su carrera: “A mí me pasó mil veces que me tocaron”.

// Internaron a Felipe Pettinato por un brote psiquiátrico

En diálogo con Agarrate Catalina (La Once Diez), Lepes enumeró: “Me pasó que me tocaron el cu… mil veces, te apoyan, te encierran en la cámara”, enumeró.

Acto seguido sostuvo: “Las peores para mí son que no te escuchen, que de tu idea se lleve el crédito otro, que no te den el espacio para crecer dentro del lugar, que las mujeres no sean tomadas en cuenta para los cargos de más responsabilidad… Esas cosas pasan mucho y hay mucho para hacer en ese sentido”.

Luego, reconoció que de muchas cosas se fue dando cuenta con el tiempo porque las tenía naturalizadas. “Por ahí me decían ‘Narda es un pibe más’, y yo era chica quizás y me parecía copado y creía que era parte del club, pero no estaba bueno, porque evidentemente ser mujer es una excepción para pertenecer a esos lugares”.

“Todos los términos y maneras de enfocarlo que tenemos ahora, hace 20 años no eran accesible. Probablemente existían académicamente, pero no coloquialmente. Entonces en ese momento no los pensaba así porque no tenía las herramientas. Hoy sí”, reflexionó.

La cocinera contó que hace cinco años, cuando plantearon los planos del comedor decidieron dejar más espacio entre los artefactos de cocina y ejemplificó: “La distancia que hay entre la cocina y la heladera que está enfrente normalmente era de 1.10 y la hicimos poner de 1.30. No es necesario poner los espacios tan acotados que permitan que se puedan rozar o apretar, o apoyar”.

A modo de cierre sostuvo que no es que no se pueda hacer chistes: “Cuando el humor es a costa de la incomodidad de una persona, no está bueno”. En este sentido reconoció que a ella es de responder, pero entiende que hay mujeres que no y afirmó: “Cuando el miedo es parte de la ecuación, todo cambia y es inaceptable”.

// Vicky Xipolitakis y Germán Martitegui: besos y abrazos en el cumpleaños de Donato de Santis

En este sentido reveló que junto a muchas mujeres de distintas partes del mundo que trabajan en gastronomía se interconectaron para pensar, entre otras cosas, “cómo hacer que esto no pase o qué se puede hacer dentro de los espacios de trabajo en los que uno está para evitar estas cosas”.

Narda Lepes sobre la importancia de conocientizar y prevenir.

“Hay que plantear una serie de normas para que los equipos de trabajo estén advertidos y una mujer que sufre este tipo de situaciones no tenga que terminar yéndose de donde trabaja, lo importante es no llegar a ese punto. Queremos darles herramientas a los establecimientos gastronómicos para que nadie tenga que pasar por estas cosas, queremos que haya herramientas para evitarlas, no para tener que arreglar los daños”, concluyó.

Articulos relacionados