contradicciones-argentinas-en-el-mundo-del-comercio-internacionalEconomía 

Contradicciones argentinas en el mundo del comercio internacional

Existen intercambios de ideas y de proyectos que generan confusión. Por ejemplo, a pesar de que el gobierno anunció una y otra vez que la próxima licitación de la hidrovía será para que el manejo de la autopista fluvial vuelva a pasar a manos privadas, un mecanismo que se puede mejorar, según los expertos, pero que funciona, siguen habiendo indicios de que hay un sector que pide su estatización, y eso genera inquietud.

La llamada a Mesa de Trabajo por la Recuperación Nacional elaboró un proyecto de ley para la creación de una empresa nacional de dragado como Sociedad del Estado, “con el objetivo de devolver el control al Estado del dragado y balizamiento de las aguas fluviales argentinas”.

El proyecto de ley, que crea Enadrag SE, plantea como objetivos “la recuperación por parte del Estado de los peajes, un mayor control sobre el comercio exterior, navegabilidad previsible, independencia logística, y la posibilidad de sustituir importaciones, y resguardar a los trabajadores del sector e impulsar la industria naval argentina”, informa Télam. La Mesa de trabajo por la Recuperación Nacional es una agrupación política que congrega militantes gremiales y políticos.

Desde el Gobierno, por su parte, se anunció que se llegó a un acuerdo de cooperación con la OCDE para el análisis, la evaluación, y el acompañamiento de la próxima licitación de la Hidrovía Paraná – Paraguay.

Mientras, esta semana la situación del Puerto Buenos Aires llegó a un estado crítico. Al bloqueo en las terminales 4 y Río de la Plata (TRP), que lleva más de 15 días, se sumaron los empleados de Bactssa, en la Terminal 5, que, a días de la finalización de la concesión, piden por su estabilidad laboral. En el interín, las exportaciones de carne vacuna, pollos y productos frutícolas están frenadas.

Esto no termina aquí, y estamos hablando de solo una semana. La secretaria de Comercio Interior del Ministerio de Desarrollo Productivo, Paula Español, dijo que no le iba a temblar el pulso para cerrar las exportaciones de carne si suben los precios. Una política desastrosa ya probada durante la era Kircher, que llevó a una reducción drástica de cabezas de ganado y, por consiguiente, a un aumento del precio de la carne,

Fue la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca, quien descartó cerrar las exportaciones de carne vacuna “por ahora” (más contradicciones) aunque pidió “precios razonables” al público.

En medio de estas idas y vueltas, el Gobierno lanzó un plan para la promoción de las exportaciones, que necesitan más que nada, una política económica estable y una mirada a largo plazo.

Conocé The Trust Project

Articulos relacionados