jorge-ferraresi:-“a-cristina-no-se-le-ocurre-jamas-decirme-que-debo-hacer”Economía 

Jorge Ferraresi: “A Cristina no se le ocurre jamás decirme qué debo hacer”

Cristina Kirchner, Néstor Kirchner, Alberto Fernández, Sergio Massa… Las paredes del despacho de Jorge Ferraresi actúan como una especie de mapa para entender el funcionamiento del Frente de Todos. Máximo representante del cristinismo en el gabinete nacional, el ministro de Hábitat se encuadra bajo el liderazgo del Presidente. “El peronismo tiene algo que es clave, el que está en el poder ordena”, explica.

A cargo de una de las cajas más importantes del Estado, en su primera entrevista con LA NACION, el intendente de Avellaneda –está en uso de licencia–, tiene a su cargo uno de los ejes de la campaña que desplegará el oficialismo, la construcción de viviendas. Sus objetivos son ambiciosos: 110 mil este año; 264.000 para los próximos tres.

Durante poco más de una hora, el ministro habla de todo: asegura que hay “un solo comando”, da detalles de su relación con la vicepresidenta, minimiza la polémica alrededor del supuesto beneficio para Amado Boudou y cuenta parte de la estrategia electoral. Además, respalda la posibilidad para avanzar con la re reelección de los intendentes. “La gente es la que te pone límite. Vidal tenía reelección y la gente no la eligió. Macri tenía reelección y la gente no lo votó”, dice.

El Presidente de la Nación, Alberto Fernández, junto a la Vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, al gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, y al ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat, Jorge Ferraresi, encabezaron este miércoles en el partido de Ensenada la presentación del Programa Reconstruir, destinado a finalizar la construcción de 55 mil viviendasMin. de Desarrollo Territorial y Hábitat

-Usted está a cargo de uno de los ministerios clave para este año. ¿Cuál es su plan?

-Hoy tenemos cerca de 19.000 viviendas en construcción, en los próximos dos meses vamos a sumar 25.000 y entre septiembre, octubre y noviembre, 75.000 más. Así vamos a superar las 110 mil viviendas en ejecución para fin de año. El plan de tres años es de 264.000 viviendas.

-Es vicepresidente del Instituto Patria y se lo identifica con Cristina Kirchner. ¿Es su jefa política?

-Yo soy peronista por sobre todas las cosas. Los que tenemos desarrollos territoriales somos nuestros propios jefes, después tenemos referencias en función de la dinámica que se va dando. El peronismo tiene algo que es clave, el poder es el que ordena y el que está en el poder ordena. Que yo vengo en los últimos años de un acercamiento con Cristina y tenemos una relación muy estrecha, a partir del Patria y las cosas que hacemos juntos, es así, pero yo llego al Gobierno por decisión de Alberto.

-¿Cómo definiría su relación con Cristina Kirchner?

-Perfecta.

-¿Y con Alberto?

-Perfecta, perfecta con los dos.

La última vez que los líderes del Frente de Todos se cruzaron en un evento público fue durante la apertura del año legislativo, en marzo pasadoPresidencia

-Usted dijo que el poder ordena. ¿Está en duda quién lidera el Frente de Todos? ¿Hay doble comando?

-No hay doble comando de ninguna manera, hay un único comando. También hay una construcción colectiva con historia y pertenencias distintas, pero con un futuro en común. Vos me preguntaste por las relaciones… Con algunos no tenía relación.

¿Por ejemplo?

-A Sergio Massa lo había visto una vez en mi vida y hoy tengo una amistad. Yo voy a comer a su casa y él a la mía, y seguramente no pensamos lo mismo en un montón de cosas, pero tenemos una responsabilidad de construir un espacio. Con Máximo lo mismo, nos juntamos y hablamos mucho. Pero hablamos de todo, de política, pero también de otros temas, como fútbol. Con Axel también, pero no hablamos de fútbol porque no entiende nada [Se ríe]. Pero con todos vamos construyendo. Entendimos que en este colectivo cada uno tiene un rol.

-¿Le genera incomodidad la discusión sobre tu pertenencia?

-No, no. No existe, no tengo dificultad con ninguno de los dos. Tengo la libertad absoluta para decir lo que me parece.

-El Frente de Todos es un colectivo que distintas terminales de poder: Cristina Kirchner, el Presidente, La Cámpora y Massa. ¿Quién lidera, el Presidente? ¿Alberto y Cristina?

-Te cuento mi experiencia: sigo siendo vicepresidente del Patria, que nos eligieron el último sábado, y con Cristina hablo, pero las decisiones de gestión las tomo con el Presidente. No se le ocurre a Cristina jamás preguntarme o decirme qué debo hacer.

.¿No se mete en tu gestión?

-No, en nada. Y si lo hace, es por algo positivo.

-Usted integra la mesa de los lunes [interrumpe].

-La mesaza de los lunes… [se ríe].

-Una de las cuestiones que se resolvió es que van a polarizar con Macri y su gestión de gobierno. ¿Es así?

-No lo tengo muy claro. Nosotros tenemos que poner en valor las cosas que somos capaces de hacer, no me gusta compararme o hablar de la oposición. La gente lo percibe mucho mejor que nosotros cuando un gobierno le da respuestas o no se las da.

Alberto Fernández y Jorge FerraresiPresidencia

-Se encaminan hacia una campaña complicada: si bien la gestión quedó atravesada por la pandemia, hay más pobreza y más desocupación. ¿Cómo la imagina?

-Sí, pero también con mucha más contención social. Muchas medidas fueron dirigidas hacia los más vulnerables. Venías de un proceso donde la gente tenía hambre. Por ejemplo, en la provincia de Buenos Aires universalizó el tema de los comedores escolares, todos los pibes que van a la escuela comen. Eso no existía. Hay cuestiones que en la macro son complejas, pero que en la micro están resueltas. Pero hay sectores, como el turismo y gastronómicos, a los que vamos a tener que ir a buscar.

-¿Cómo proyecta la campaña? ¿Alberto será el candidato?

-La campaña, en la provincia, con Alberto y Axel al frente. Tenemos una ventaja, las acciones de gobierno. Vamos a tener una agenda positiva. Pero no vamos a plantear una pelea a muerte. Esta campaña arranca y no para hasta 2023, no habrá descanso ni tiempo para distenderse, los tiempos son cortos. Vamos a ir casa por casa.

-¿Cuál es su postura respecto a la posibilidad de la reelección de los intendentes?

-Tienen que haber reelección, pero hay tiempo, faltan dos años y medio.

-¿No cree que son necesarios límites a la reelección indefinida?

-La gente es la que te pone límite. Vidal tenía reelección y la gente no la eligió. Macri tenía reelección y la gente no lo votó. Hay intendentes que llevan cinco o seis períodos, te puede o no gustar, pero la gente es inteligente y por alguna cuestión te elige.

-Algunos dentro del Gobierno creen que la elección es una buena oportunidad para relanzar al Gobierno después del desgaste que sufrieron por la pandemia. ¿Es necesario?

-No, el equipo está bien. Hay que poner en valor un montón de cosas que hizo el gobierno y pasan por alto. El aborto es una cuestión importantísima, la Tarjeta Alimentar, ATP, IFE, hay un montón de cosas para mostrar.

Jorge Ferraresi junto a Axel Kicillof y Alberto FernándezArchivo

-¿Qué piensa de lo que dijo el Presidente sobre los brasileños y los mexicanos?

-Cuando uno habla todos los días se puede equivocar. Fue un error, uno se equivoca. Pidió disculpas y eso es bueno. Quiso emular una canción y salió mal. A veces pasa, a veces querés hacer una gambeta de más y no te sale.

-Hace unas semanas apareció el Amado Boudou en un listado como beneficiario de un crédito a tasa cero que impulsó su ministerio. ¿Qué pasó?

-Fue raro, se está investigando, pero la verdad es que no le presté mucha atención.

-¿Pudieron identificar a un responsable?

-Están en eso, pero no tengo información muy fuerte para darte. No lo tomé porque sabía que no era, no me generó preocupación.

-Usted tiene un vínculo personal con el exvicepresidente. ¿Lo llamó?

-Él me escribió un mensaje cuando pasó, yo no estaba enterado. Ahí me contó. Sabíamos que no era así. Imaginemos que hubiera pasado, nunca hubiese sido sujeto de crédito porque cobra más que lo que podría acceder al crédito.

-¿No hubo fallas internas en el control?

-No porque los sistemas son vulnerables. El sistema no tiene identificado con un semáforo rojo que Amado Boudou fue vicepresidente. Es una persona que carga los datos, nombre, apellido y DNI, y los datos pasaron porque para el sistema eran buenos. Pero la realidad es que entre los que pasan los sorteos al crédito llega el 50% a los créditos.

-El tema es que les generó una crisis…

-La verdad es que no le di importancia, sabía que no era. Me hubiese preocupado si pensara que algo así es posible. Por eso tampoco sigo el proceso judicial.

-Uno de los grandes problemas es la falta de vivienda. ¿Cuál es la proyección para resolver el déficit habitacional?

-Aspiramos a resolver el tema estructural en 20 años. Cambiamos paradigmas que tienen que ver con la vivienda, por decisión de Alberto es la primera vez que hay un ministerio. Pero también terminamos con el concepto de vivienda social, era algo que estigmatizaba a la pobreza y no generaba una solución habitacional.

-¿Qué seria?

-La superficie, por ejemplo. En una vivienda social no entra un placard en el dormitorio, no se puede crecer. Tiene que ver con el diseño. La diferencia del costo es del 15%.

-Usted recibió el ministerio después del paso de María Eugenia Bielsa a quien siempre se le reclamo mayor velocidad. ¿Está conforme con la velocidad de ejecución?

– Estamos agarrando la inercia que pretendemos. El ministerio estaba bien organizado, bien armado, pero no en el tema presupuestario. Para este año tenía un presupuesto 119 mil millones. Cuando hablé con el Presidente sobre mi plan, mi planteo fue que necesitábamos 330 millones y me dijo que sí. Lo fui a ver a Guzmán y en una reunión de 30 segundos nos pusimos de acuerdo.

Conocé The Trust Project

Articulos relacionados