more-rial-se-hizo-un-piercing-microdermal-y-lo-mostro-en-las-redes-con-un-toplessEspectáculos 

More Rial se hizo un piercing microdermal y lo mostró en las redes con un topless

Morena Rial dejó Córdoba por varios días para instalarse en Buenos Aires, donde además de mantener algunas reuniones con su abogado, pasó por el quirófano para someterse a una serie de cirugías estéticas que venía planificando hace tiempo. Los resultados la tienen maravillada. El reposo que le recomendaron también le sirvió para tatuarse y darse un gusto que tenía pendiente: un piercing microdermal. Para lucirlo se animó a un jugado topless.

Leé también:

El fin de semana se hizo algunos dibujos en la piel y uno de ellos fue en el medio de los pechos. Después apostó al arito, y ya anticipó que antes de fin de año volverá a pasar por el quirófano para otro retoque. “Me hice un par de cosas. La panza, la cola, los brazos y las piernas. Igualmente me falta una cirugía un poquito más adelante para terminar con todo”, explicó ante las insistentes preguntas de sus seguidores.

Morena Rial hizo un jugado topless en las redes. (Foto: instagram/moreerial).

En Instagram también dejó ver un adelanto de cómo quedó su cuerpo tras el bisturí. “¿Sos vos?”, le consultaron con asombro. La semana que viene recién podrá exponer con lujo de detalles el antes y después de su transformación, que en realidad comenzó en julio de 2016, cuando se hizo un bypass gástrico.

Leé también:

La joven estaba cansada de las dietas fallidas, las visitas a distintas nutricionistas y el bullying que le hacían en el colegio. Hasta llegaron a tirarla por las escaleras. Un día se sentó a conversar con su papá y le planteó que quería una cirugía bariátrica, que finalmente la ayudó a mejorar su calidad de vida. Perdió más de 50 kilos y poco a poco fue trabajando en lo que le molestaba, como el sobrante de piel.

Morena Rial mostró un pequeño adelanto de cómo quedó tras las cirugías. (Foto: instagram/moreerial).

Morena hasta reconoció que su propia madre le hacía comentarios hirientes. Estamos hablando de Silvia D’Auro, la mujer que la adoptó junto a Jorge Rial. “Cuando yo era chiquita me sentó en una mesa, prendió el televisor y me hizo ver Cuestión de peso. Me dijo ‘vos vas a terminar así’. Me decía de todo. Me decía cosas por televisión. Una vez en una nota dijo ‘aparte de gorda, adoptada’. Hay personas que no tienen perdón”, expresó en una entrevista.

Días atrás, sorprendió al contar que sabe quién es su verdadera mamá, y anunció que también tiene hermanos biológicos. Sin embargo, por ahora no le interesa conocerlos: “No me cambia la vida tener una madre biológica y hermanos. Me chupa un hue… Ella me abandonó”.

Una de las últimas tapas de revista de Morena Rial antes de su transformación. (Foto: Pronto).

En 2015, Jorge Rial reveló cómo fue que la joven llegó a su vida. “Fue desde que nació. De hecho, su mamá biológica estuvo los dos últimos meses de embarazo en la casa de mi vieja. Era una chica muy joven del interior. Nació la beba, se hizo un sorteo en el juzgado y nos dieron primero la guarda por seis meses. En ese tiempo, ella podía oponerse y llevársela, y la asistente social o el juez pueden quitártela. Nunca apareció y jamás permitiría que me pidiera nada”, expresó ante Pronto.

También dijo que la mediática tenía otro nombre, que fue cambiado por Morena cuando junto a Silvia D’Auro la llevaron al Registro Civil. Luego pasó a contar la historia de su otra hija, Rocío: “Ella llegó con un año. Estaba en una casa de tránsito, en una situación difícil, con muchos más chicos. Con un año, las parejas no quieren adoptar porque prefieren bebés. Nosotros estábamos anotados en el Hogar San José, nos llamaron del juzgado para contarnos que estaba esta nena en tal situación, nos dieron la guarda y pasamos casi un año así. Finalmente nos dieron su tenencia. Ella también tenía otro nombre y nosotros la llamamos así. Llegó a casa el mismo día que cumplía un año, el 15 de septiembre”.

Articulos relacionados