wework,-el-gigante-de-la-oficina-compartida-se-transformaEconomía 

WeWork, el gigante de la oficina compartida se transforma

 WeWork nació en 2010 al compás del boom de emprendedores y la necesidad de amplios espacios de trabajo compartidos. Fue una iniciativa del emprendedor israelí Adam Neumann que rápidamente se transformó en un fenomenal negocio inmobiliario basado en el alquiler de escritorios. Pero se expandieron de tal manera que no pudieron sostenerse y quedaron en manos del fondo japonés Softbank. Neumann fue desplazado. Llegaron a la argentina en 2017 y cuentan con cuatro edificios monumentales, dos en plena city porteña y otros dos en la zona norte y unos 6.000 escritorios. Tomás Colusio, con varios años en la compañía, es el CEO en el país y cuenta que con la pandemia tiene una vacancia del 50% pero que se sostienen gracias a los alquileres de grandes compañías. Lo cierto es que en el mundo están cambiando el concepto de manera de acercar la oficina al lugar donde viven los trabajadores. Mucho de eso ya están haciendo en Estados Unidos aprovechando los lugares vacíos que dejan otras empresas. Así, allá ya tienen Sacks by WeWork utilizando los amplios espacios que dejó la cadena de tiendas en oficinas. En Argentina fueron llamados con idéntica intención por bancos, supermercados y hasta clubes de fútbol. La compañía ofrece una membresía para el acceso al escritorio por US 87 mensuales al cambio oficial y que se puede utilizar en cualquier locación alrededor del planeta. Colusio señala que tras la pandemia está cambiando el perfil de sus usuarios y cada vez más son requeridos por contadores, abogados, ingenieros y estudios de arquitectura que dejan sus propios espacios .

En la que fue una decisión que sorprendió a los operadores marítumos argentinos y que refleja la tensión entre Jair Bolsonaro y Alberto Fernández, Brasil puso unilateralmente fin al Acuerdo de Transporte Marítimo con la Argentina y abre su mercado a la competencia internacional. Bolsonaro, firmó el decreto 10.786 que lo dio por finalizado y de ese modo terminó con un marco normativo que había sido firmado en 1985. Formalmente, el acuerdo finalizará el 5 de febrero de 2022. Lo curioso es que esta decisión fue muy criticada por los astilleros brasileños y los operadores de su flota que ven en el tráfico con la Argentina una extensión de su cabotaje. La marina mercante brasileña tenía esperanzas de conseguir un período de “transición” a la apertura irrestricta que promueve Bolsonaro. Por el lado de la marina mercante argentina, ese acuerdo era uno de los negocios a partir del cual podría regenerarse el sector. Daniel Scioli prometió gestiones.

Esta nueva dificultad se añade a lo que está pasando con las cadenas globales de suministros. El caso de los faltantes de chips es el más notable. Son clave para diversas industrias. Se producen en el sudeste asiático donde, por el Covid, se restringió la producción. Esta situación puso el freno, entre otras, a la industria automotriz. A todo esto la falta de bodegas en los barcos por la recuperación acelerada del comercio global ha llevado los precios de los fletes a niveles insospechados. En agosto saltaron todas las alarmas cuando el valor de un contenedor desde China a la Costa Este de Estados Unidos llegó al pico de US$ 20.000, un 500% de aumento de acuerdo a la especializada Freightos. Lo cierto es que toda la industria de transporte marítimo está dada vuelta a raíz de las nuevas exigencias en términos de combustibles que no dañen el ambiente y están enviando barcos a chatarra. A su vez, el precio de la chatarra por la recuperación de la industria del acero se encuentra en nivel récord.

Con la progresiva apertura de actividades as empresas están cambiando su estrategia de beneficios al personal, según un relevamiento realizado por Grupo Gestión y CIO Investigación en 60 firmas líderes. “Antes de la pandemia 43% de las empresas tenía una estrategia de beneficios orientada a complementar salarios, 39% a retener al talento dentro de la empresa y 35% atraer a algunos perfiles en particular”, señala Juan Pablo de Mendonça, de Grupo Gestión. Los rubros más utilizados para implementar esa estrategia estaban concentrados en ofrecer una prepaga, facilitar la formación profesional por medio de capacitaciones y en tercer lugar ofrecer flexibilidad horaria. Pero ahora la mayor preocupación está centrada en que los “colaboradores puedan lograr un mayor equilibrio entre sus ocupaciones personales y el empleo, lo cual explica que hoy la flexibilidad horaria concentre la preferencia de más de la mitad de las empresas y que el Home Office figure como un beneficio en ocho de cada 10 empresas”.

Creada en 1978 por Violeta Montero, Violetta cosméticos le hace competencia a las multis de venta directa como Natura y Avon, que también pertenece a Natura. Y busca posicionarse en el cuidado del medio ambiente ya que no aprueban los testeos en animales y desarrollaron productos veganos y una línea ata para celíacos. Un dato que no pasa inadvertido para sus competidores es que la firma de capital nacional llega a 3 millones de clientes por mes.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados