paso-2021-con-covid:-las-otras-elecciones-que-los-argentinos-votamos-con-barbijoSociedad 

PASO 2021 con Covid: las otras elecciones que los argentinos votamos con barbijo

Alcohol en gel, distancia social y tapabocas. Sin dudas, estas Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) tendrán un capítulo destacado en la historia porque se realizan en plena pandemia de coronavirus. Pero no es la primera vez que los argentinos votamos con barbijo. De una manera u otra, la imagen ya se dio en otras oportunidades y no hace falta retroceder tanto en el tiempo.

Y no, no estamos hablando de las elecciones que ya hubo este año en Corrientes, Jujuy, Misiones y Salta, donde se aplicaron protocolos similares a los de este domingo. Las mascarillas faciales frente a las urnas aparecieron en 2009 y 2011.

Gripe A

La primera vez que los barbijos cobraron protagonismo en una elección argentina fue por el brote de Gripe A, en 2009. Una pandemia que la Argentina tardó en asimilar. De hecho, ocurrió algo insólito: esos comicios se adelantaron y, en lugar del 25 de octubre, se votó el 28 de junio. Pleno invierno y con el virus circulando comunitariamente.

La razón por la que aquellas elecciones se habían adelantado fueron políticas. El gobierno de Cristina Kirchner justificó la iniciativa que aprobó el Congreso por la crisis mundial. “Sería casi suicida embarcar a la sociedad en una discusión permanente de acá octubre”, dijo la ex presidenta en marzo de aquel año. En abril se conoció el primer caso de Gripe A (H1N1). Pero nunca estuvo en discusión volver a cambiar el calendario electoral.

Carmen Barbieri en 2009, cuando fue a votar con barbijo y guantes a la escuela O’Higgins, en Colegiales. Foto Archivo Clarín

El “distanciamiento social y medidas de cuidado” fueron los ejes del protocolo, según recuerda a Clarín una fuente que participó de la organización de esos comicios. El barbijo no era obligatorio, aunque estuvo presente entre los votantes más precavidos y las autoridades de mesa. Para ese entonces, era habitual verlo en medios de transporte, como el subte, o en lugares de mucha concurrencia, como por ejemplo la Feria del Libro de mayo de ese año.

Lo más difundido entonces era el alcohol en gel. Estaba en las mesas de votación y en los bolsillos de los electores. “El Covid te lo contagias en el aire, el virus de la gripe por contacto con los objetos”, explica la fuente sobre las diferencias entre 2009 y 2021.

Una perla: en aquellos comicios el jefe de Gabinete era Sergio Massa, el ministro del Interior, Florencio Randazzo y la ministra de Salud, Graciela Ocaña. Hoy los tres están en distintos espacios políticos. Massa actualmente es presidente de la Cámara de Diputados (Frente de Todos) y Randazzo (Vamos con Vos) y Ocaña (Juntos por el Cambio), precandidatos a diputados en las PASO.

Una mujer con barbijo busca su nombre en el padrón antes de entrar a votar a una escuela durante las elecciones legislativas de 2009. Foto Archivo Clarín

A pesar del crecimiento constante de las curvas de nuevos contagios y muertes, posponer las elecciones de junio no era una opción. Aunque algunos en el Gobierno pedían tomar medidas para frenar la propagación del virus como suspender las clases, los eventos y las reuniones sociales.

Pero eso implicaba también suspender las campañas, que no eran como las actuales con aforo, barbijo y ventilación o al aire libre. Entonces las medidas más duras contra la Gripe A llegaron después de la votación, con el resultado puesto, adverso al oficialismo en la Ciudad y la Provincia de Buenos Aires, donde Francisco De Narváez derrotó a Néstor Kirchner.

“Las elecciones de 2009 no fueron un gran difusor de contagios. No lo reflejan las cifras y los datos que hay”, agrega la fuente. El tema de los números, igual, dio que hablar.  

Las cenizas del volcán

La erupción del volcán Puyehue, en el sur de Chile en 2011, provocó una nube de cenizas que voló miles de kilómetros. Foto Archivo / EFE

La segunda vez que vimos los barbijos en una elección no tuvo que ver con una enfermedad. El 4 de junio de 2011 el volcán Puyehue, ubicado en el sur de Chile, a 40 kilómetros de Villa la Angostura (Neuquén), erupcionó y lanzó al aire una nube de cenizas que se extendió por miles de kilómetros. No solo llegaron a Buenos Aires y Montevideo, cruzaron el océano Atlántico hasta Sudáfrica y el Pacífico hasta Australia y Nueva Zelanda.

Así se puede tener una dimensión de lo que significó el evento para las provincias de Neuquén y Río Negro, donde miles de personas tuvieron que ser evacuadas, murieron cientos de animales y hubo quienes lo perdieron todo. Los vuelos regulares a Bariloche, por ejemplo, estuvieron suspendidos durante seis meses.

Villa la Angostura hace 10 años, cubierta por las cenizas del volcán Puyehue. El barbijo se volvió fundamental para proteger las vías respiratorias. Foto Archivo / AP

En ese contexto, el 12 de junio, apenas ocho días después de la erupción hubo elecciones para elegir gobernador en Neuquén. Aunque Villa la Angostura estaba sin luz y hubo varias familias evacuadas también en San Martín de los Andes.

Con las calles alfombradas por las cenizas y el viento haciéndolas volar constantemente de un lugar a otro, el barbijo se convirtió en un elemento de protección fundamental. Los diarios de aquellos días daban cuenta de sobreprecios y desabastecimiento de mascarillas, como también agua, pañuelos descartables y alimentos.

Los barbijos volvieron a aparecer en 2011 en Neuquén por las cenizas del volcán Puyehue. Foto Archivo / DYN

En ese contexto, los neuquinos concurrieron a votar. Muchos de ellos usaron barbijos para protegerse, sobre todo en el camino a la escuela, ya que el principal riesgo en ese momento estaba al aire libre. Adentro, muchos eligieron seguir usando protección.

Las cenizas cayeron durante varias semanas y el sur neuquino y Bariloche tardaron meses en recuperar la normalidad.

La “gripe española” de 1918

Al pensar en pandemia y uso del barbijo en la historia contemporánea, una de las imágenes que probablemente se vienen a la mente es la de la “gripe española” de 1918. Ese año hubo elecciones en nuestro país para elegir diputados nacionales, pero en marzo. El brote del virus llegó en octubre. En 1919 volvió a haber comicios, esta vez para elegir senadores y fueron en abril.

La portada de la revista “Caras y Caretas” del 2 de noviembre de 1918, con la temática de la llegada de la “gripe española” al país.

El segundo brote de “gripe española” ocurrió en el invierno por lo que en los registros fotográficos de las votaciones no se ve el uso del tapabocas. Aunque esa medida preventiva tampoco estuvo tan difundida en nuestro país, sino en Europa y Estados Unidos.

Estas PASO son las primeras en las que el uso del barbijo (cubriendo la nariz y la boca) es obligatorio. El protocolo prevé además filas afuera de las escuelas, una distancia entre personas de 2 metros, ventilación de los ambientes cerrados y prioridad para los votantes que integren grupos de riesgo durante las primeras dos horas y, para los adultos mayores, entre las 10.30 y las 12.

MG

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados