Después de la derrota electoral continúan los pases de factura en el oficialismo

Por un lado, desde el kirchnerismo más duro, el Instituto Patria, se está pidiendo cambios en el Gabinete y revitalizar el discurso hacia un kirchnerismo más clásico como se lo conocía antes del 2015. Mientras que, desde el entorno de Alberto Fernández dicen lo contrario. Sostienen que el voto de la gente demostró que no se quiere más kirchnerismo y que es momento de que Alberto Fernández sea él mismo. Plantean volver al discurso que lo llevó a ganar las elecciones en 2019, con a la idea de acercarse a los sectores medios.

Si hay algo en lo que todos están de acuerdo es en que se debe mantener la unidad, y que no viable que haya una ruptura dentro del Gobierno. También la necesidad de poner plata en el bolsillo de la gente y tratar de activar el consumo. Por eso, el Gobierno analiza nuevas medidas económicas, como subir el salario mínimo, vital y móvil, subir las asignaciones familiares, la suba del mínimo no imponible y el acceso a créditos. 

por Alejandro Gomel

Galería de imágenes

Articulos relacionados