bolivia:-el-gobierno-expreso-su-beneplacito-por-el-avance-de-la-restitucion-de-momias-sagradasSociedad 

Bolivia: el Gobierno expresó su beneplácito por el avance de la restitución de momias sagradas

“Los pueblos originarios nos han enseñado a resistir desde la llegada de Colón hasta hoy”, dijo Fernando Pepe.

El Estado Plurinacional de Bolivia expresó su beneplácito por el avance del proceso de restitución a las comunidades aymara y quechuas de ese país de un grupo de momias sagradas que integran las colecciones del Museo de La Plata.

“Nos reunimos con el embajador de Bolivia, Jorge Ramiro Tapia, la presidenta del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI), Magdalena Odarda, y el responsable de Asuntos Internacionales del nuestro Instituto, Ignacio Prafil, para evaluar los avances de la restitución de los restos sagrados y ancestrales al Tiawanacu, en el actual territorio del Estado Plurinacional de Bolivia, y el embajador nos transmitió que todo el gobierno está contento con el proceso de restitución”, contó a Télam el antropólogo del INAI, Fernando Pepe.

El especialista en restituciones se refirió así al reclamo de una momia de la cultura Tiawanaco, llamada Nayra por las comunidades, y de las otras momias pertenecientes a estos pueblos que estaban en la Facultad de Ciencias Naturales y Museo de La Plata.

Explicó que “se trató la restitución de los restos sagrados y ancestrales a Tiawanaco, que ya veníamos coordinando con el hermano Rubén Vizcarra, vice cónsul de Bolivia de la delegación La Plata, y se conversó la posibilidad de desarrollar en nuestro país una Universidad Indígena, que en Bolivia ya hay tres”.

“También dialogamos sobre el intercambio de saberes con respecto a la defensa de nuestros recursos naturales, en particular el litio y quedamos en armar un equipo integrado por el INAI y la Embajada para coordinar las acciones necesarias para llevar a cabo la restitución, dado que el presidente del Estado plurinacional de Bolivia (Luis Arce) estaría llegando a la ciudad de La Plata el día 30 de octubre próximo”, adelantó Pepe.

“Los pueblos originarios nos han enseñado a resistir desde la llegada de Colón hasta hoy, y si a esto le sumamos una política pública integral de Memoria, Verdad y Justicia, seremos invencibles”.

Fernando Pepe

El especialista en restituciones de restos de pueblos originarios destacó que esos procesos “tienen para los pueblos originarios distintos significados, las más importante es la reafirmación territorial. Cuando los ancestros y ancestras vuelve afirmamos y reafirmamos que ese territorio es de ese pueblo”.

“Desde lo simbólico la importancia es para mí mayor, en el sentido que se visibiliza el genocidio, genocidio que permitió la apropiación de estos cuerpos por los museos, en muchos casos personas se apropiaron personas vivas que murieron prisioneros de la Ciencia en los mismos museos. Entonces para que estos genocidios no se repitan es muy importante visibilizar, concientizar y sensibilizar al respecto”, remarcó.

“Los pueblos originarios nos han enseñado a resistir desde la llegada de Colón hasta hoy, y si a esto le sumamos una política pública integral de Memoria, Verdad y Justicia, seremos invencibles”, dijo Pepe.

Pepe enfatizó que en un día como este martes, 12 de Octubre, “esta fecha es importante para visibilizar y concientizar porque a pesar de los genocidios que se llevaron a cabo en nuestros territorios, el genocidio español el más largo y cruel, en nuestro país el genocidio roquista y finalmente el genocidio de la última dictadura cívico-militar, que es la continuación de los otros dos”.

El mes pasado, frente al Museo platense se realizó una ceremonia sagrada a cargo del amauta Wari Rimachi donde, además de visibilizar este reclamo, se le impuso un nombre propio a una de las momias pedidas, para que ese resto humano deje de ser considerado un “objeto de colección”.

Según explicaron las comunidades en esa oportunidad, las mujeres sabias tuvieron una visión que les permitió conocer el nombre que debía llevar esa momia: Nayra (ojo sagrado), por lo que los restos de esa mujer dejó de llevar el nombre que exhibió en las vitrinas del museo hasta el 2006, cuando un cartel advertía que se trataba de una “Momia de la cultura Tiawanaco”.

Articulos relacionados