thierry-fremaux-trae-lo-mejor-de-cannes-a-$90-la-entradaEspectáculos 

Thierry Frémaux trae lo mejor de Cannes a $90 la entrada

Hay quienes prefieren, cuando viajan en avión, ponerse al día con esas películas que estrenaron en los cines y se las perdieron. Thierry Frémaux, no. En su vuelo a Buenos Aires desde París, tras casi perderse el avión por una demora en el tren desde Lyon, donde reside, vio Mildred Pierce (El suplicio de una madre), la película de Michael Curtiz de 1945 por la que Joan Crawford ganó su único Oscar.

Thierry Frémaux, director artístico del Festival de Cannes, vino para la Semana de Cine del Festival de Cannes en Buenos Aires, ya un clásico en la agenda cultural porteña, que es presentada por el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA). Arranca este lunes 29 de noviembre y clausura el domingo 5 de diciembre, y Frémaux, que seleccionó siete títulos que pasaron por la edición de Cannes de este año, estará presente en la inauguración.

El ciclo, realizado en conjunto con el Festival de Cannes, es en el Gaumont (Espacio INCA Km 0) y en paralelo a Ventana Sur, el mercado de cine más importante de Latinoamérica que dirige Bernardo Bergeret, junto al Marché du Film. Las entradas cuestan $90 para público general, y la mitad, $45, para estudiantes y jubilados.

Thierry Frémaux y un clásico de la agenda cultural porteña: la Semana del Cine de Cannes. Foto Guillermo Rodríguez Adami

El Covid es un tema que se cuela rápidamente en la conversación. “Yo llegué hace dos días de Inglaterra, así que hice como cuatro controles, PCR, todo -dice el hombre, que se contagió de Covid hace un año-. Pero qué placer estar acá, y me parece, sin hablar de la situación política y social, pero aquí la vida parece normal, ¿no?”, dice en referencia a que no advierte la ebullición que hay, por ejemplo, en Francia con respecto a la enfermedad, donde “tenemos ahora 30.000 personas infectadas por día, que hace un mes eran 2.000, 3.000, pero el número de muertes es igual. Qué locura…”.

-El Covid modificó mucho la manera de ver cine, y de hacer cine, ¿vos qué vislumbras, qué imaginás de acá a mayo, para el Festival que viene? ¿Lo ves complicado?

-Bueno, tenemos fechas, 17 hasta el 28 de mayo, pero quién puede asegurar…

El Covid trajo también consecuencias para la producción de cine. “Y el cine enfrenta el problema de las series”, analiza Frémaux. Foto Guillermo Rodríguez Adami

-Eso puede cambiar.

-Por eso que tenemos también dos semanas a principios de julio. Y el Cannes del año pasado fue muy bueno. Y con una atmósfera de vacaciones, pero no tanto calor, con el viento del mar y menos gente, que hizo al Festival mucho más agradable. Cada uno podía ver lo que quería. La razón por qué la gente quiere ir a Cannes es para ver películas, así que fue un placer enorme para la gente ver un Cannes como en los años ’60.

Wes Anderson es bienvenido por Frémaux en Cannes, junto a Timothée Chalamet y Bill Murray, en la premiere de “La crónica francesa”. Foto AFP

-¿Notás que hay menos producción ya, o eso no aminoró tanto?

-Para la próxima edición me parece que todavía vamos a tener producción. Este 2021 es increíble, la selección de Cannes fue buena, la selección de Venecia fue buena también. Es un año de cine difícil, y es increíble, porque el cine está luchando con un peligro, con los streamings -y no quiero decir Netflix-, con las nuevas costumbres de la gente, y las series. Y del otro lado fue un año increíble de creación, de poesía. Y bueno, ésa es una paradoja. Y como todavía hay películas del año 2020, o del 2021 por estrenar, que están en el freezer, los productores me parece que están diciendo “¡No!” más que de costumbre.

-¿”No” a qué?

“Amor son barreras”, de Steven Spielberg, que retrasó un año su estreno. Foto Disney

-No a nuevas producciones. Así que todas las respuestas “No” son las películas que nos van a faltar en 2023 o 2024. Pero no soy pesimista, porque se dice también que hay demasiadas películas. Veremos… El cine tiene una capacidad de sobrevivir, de reinventarse que, vamos a ver… Pronto estarán en los cines la película de Guillermo del Toro (El callejón de las almas perdidas), de Spielberg (Amor sin barreras), y son películas del año pasado. Bueno, no, la de Guillermo, o la de Paul Thomas Anderson estaban a punto de estar terminadas ahora…

-Pero Wes Anderson, con “La crónica francesa”, te esperó un año…

-Me esperó. Pero con esto del Covid en el mundo del cine las consecuencias van a verse a muy largo plazo.

La neozelandesa Jane Campion exhibió “El poder del perro” en Venecia y no en Cannes. El litigio de Netflix con Cannes se mantiene. Foto EFE

-Hablabas de la buena selección de Venecia este año. ¿Qué te generó ver la programación? Estaban Paolo Sorrentino, Jane Campion, asiduos de Cannes. ¿Te hubiese gustado tener esas películas?

-Mi amigo Alberto (Barbera, el director artístico de Venecia) tiene buen gusto… (Ríe). Las películas de Jane (El poder del perro) y de Paolo (Fue la mano de Dios) de todas maneras no estaban listas, pero por supuesto, como sabés, son películas de Netflix, y como Netflix no quiere ir fuera de competencia en Cannes, y la reglamentación de Cannes es que si estás en Competencia, tenés que estrenar en las salas de cine francesas… Así que, de todas maneras, no hay ningún secreto.

Paolo Sorrentino, otro premiado este año en Venecia, fue un descubrimiento de Frémaux en Cannes. Foto EFE

Jane estaba muy triste por lo de Cannes, por eso hicimos algo fortísimo, increíble, en Lyon -el festival que organiza Frémaux-, pero estoy muy contento del destino de Paolo Sorrentino. Para mí es muy lindo verlo en Venecia, en su país, ganar un premio, y también “ganar” las críticas, porque fue muy difícil para mí poner el nombre Sorrentino sobre la mesa del cine mundial, ¿te acordás, Le conseguenze dell’amore (2004)?

-O programar “Il divo”.

-Y para mí Paolo es uno de los grandes directores de hoy. Ahora todo el mundo lo dice, estuvo en la Mostra y en Toronto, veremos qué pasa con los Oscar. Y vino también Paolo a Lyon, y dijo “Thierry tuvo un coraje inmenso de seleccionarme con Le conseguenze dell’amore, porque yo era un director pequeñito, y yo no soñaba con Cannes o una carrera internacional, y gracias a Thierry y a su coraje…”. Yo no tengo ningún coraje, solamente gusto.

Pablo Trapero, Martina Gusman, Rodrigo Santoro y Elli Medeiros en la alfombra roja de “Leonera”, en Cannes 2008. Foto AFP

Frémaux podría jactarse -pero nunca lo hará- de haber descubierto a grandes talentos como Apichatpong Weerasethakul, “porque es el deber de un festival descubrir, a Pablo Trapero, o también a los mexicanos, pero era una manera también de decir ‘este tipo de cine también merece estar en Cannes’”.

-Mirando en retrospectiva, salvo el Festival de Berlín, que ganó un director, el Oscar lo ganó una cineasta mujer, y en Cannes, Venecia y San Sebastián premiaron como las mejores a películas realizadas por directoras. Esto parecía impensado no mucho tiempo atrás.

-Y te puedo decir más. Que en Cannes las directoras ganaron la Palma de Oro de largometraje, la Palma de Oro de cortometraje, ganaron el Certain regard, ganaron la Cámara de Oro y el premio del Documental. Así que yo dije ahora podemos, cómo se dice, disfrutar un poquito. Las críticas, te acordás hace diez años…

La directora Julia Ducournau, con la Palma de Oro por “Titane”, que clausurará la Semana. Foto AP

-O antes…

-¿Por qué? Porque es una realidad que la posición de las mujeres en el cine no es demasiado importante. Y por supuesto que tenemos que trabajar para eso. Y estamos trabajando. Pero cuando seleccionamos, yo no sé si esta película es de una directora o de un director. Y tampoco quiero elegir una película porque sea de una mujer.

-Obviamente.

-Pero seguro, si tenemos una situación sobre dos películas, vamos a elegir la dirigida por una mujer. Porque es importante. O si tenemos dos películas, una francesa y una, no sé, de Africa, vamos a tener la de Africa. Ahora las cosas son mejores. Agnès Varda siempre me decía “prometeme que nunca vas a elegir una película mía si no es una película que te parece bien”.

Spike Lee presidió el Jurado de la última edición del Festival de Cannes. Foto AP

Y así estoy, con el alma de Agnès guiándome. Las cosas mejoraron no solamente con las directoras. Por ejemplo, las guionistas de la película de Jacques Audiard son dos mujeres. Y hace dos días en París estaban los premios de los técnicos, y hay premios para mujeres técnicas.

-El comité de selección de Cannes también varió, ahora es más parejo, ¿no?

-Ahora hay más mujeres que hombres. Y en cuanto a las cineastas, digamos, a veces la gente dice que Kathryn Bigelow hace películas “de hombres”, pero a mí me parece que realmente faltaba una voz en esa dimensión, una cara, una visión del mundo que no es la misma.

La noruega Renate Reinsve agradece el premio a la mejor interpretación femenina por “The Worst Person In The World”, que abre la Semana. Foto AFP

-San Sebastián ahora entrega un premio a mejor intérprete, no difiere entre femenino y masculino.

-No, no vamos a cambiar. Pero si un Jurado me pregunta, por ejemplo, de dar un premio a alguien que no tiene género, bien, lo hacemos, lo hacemos. Ehhh, no vamos a dar tres premios o qué sé yo, cuatro o cinco… Pero yo prefiero, cómo se dice, pagar, prestar atención a lo que le pasa a las películas.

En Cannes hay siete premios desde siempre, o desde la mitad de los años ‘50, y no hay un premio para músicos, que es una injusticia. Y quiero tratar de hacer… (se interrumpe). Pero seguro que el mundo no es el mismo mundo que hace 20 años, tenemos que pensar en el futuro, sobre todo porque el año próximo es el año del Festival 75.

Frémaux piensa en una celebración por el 75 aniversario del Festival de Cannes, el año que viene. Foto Guillermo Rodríguez Adami

-¿Ya tenés algo pensado? ¿Vas a tirar la casa por la ventana, qué vas a hacer?

-No. No sé, estamos trabajando, si supiera cosas, no voy a decirlas, jaja. No, aún no sabemos. Tuvimos un cumpleaños muy lindo por el 70° aniversario, y era un cumpleaños sobre la historia de Cannes. Y por el numero 75 queremos hacer algo sobre el futuro, no solamente de Cannes, pero de los festivales, y del cine. Porque hoy, ¿qué es el cine? ¿Qué es una película? ¿Qué es un festival?

Porque no solamente por la epidemia, que cambió las costumbres de la gente, del mundo, otra vez el cine está frente a un peligro que podría ser el peligro más poderoso de su propia historia. Mucho más que la TV en los años ‘50, que el VHS en los ‘80 o el DVD y la Internet ahora.

Los directores, el finlandés Juho Kuosmanen y el iraní Asghar Farhadi, ganadores del Grand Prix. Sus filmes se verán en la Semana. Foto AFP

-Es una asunto social.

-Exacto, y dentro de este peligro están las series, que no son como el arte cinematográfico, para nada. Pero las series, con los guiones, hacen preguntas al cine también, y a las relaciones entre el público y lo que vas a dar al público como historias. Veía en el avión Mildred Pierce, de Michael Curtiz, y me llamó la atención imaginar lo que eran las reacciones del público en los años ’40, de ver una película así.

“No tengo coraje, tengo buen gusto”, dice Frémaux al apostar a nuevos talentos. Foto Guillermo Rodríguez Adami

La gente necesitaba en esa época ficciones, mitologías, y eso el cine, durante todo el siglo XX, se lo dio a la gente. Ahora el cine no está solo. Está la televisión, y la versión más fuerte de la televisión que son las series.

Las películas de la Semana

-¿A que obedece esta selección de siete películas para la Semana del Cine de Cannes?

-Yo quería abrir la Semana con la película de Joachim Trier (La peor persona del mundo), y traer Compartment Number 6 (del finlandés Juho Koesmanen, ganó el Grand Prix en Cannes), que es una manera de llevar cosas nuevas también al fantástico público de la Sala Gaumont (por el Espacio INCAA Km 0). Y también la película de (Asghar) Farhadi (por Un héroe, que compartió ex aequo el Gran Prix).

Alex Lutz, Kylian Dheret, Francoise Lebrun y Gaspar Noé, en el photocall de “Vortex”, este año en Cannes. Foto AFP

Joaquim Trier fue un descubrimiento de Cannes, como Juho Koesmanen, y Gaspar (por Noé, de quien se verá Vortex) surgió en Cannes. ¿Ya viste la película de Gaspar? Es una película muy clásica, con su estilo, pero es una película calma…

-¿Deprimente?

-Un poquito. Jeje. Digamos, emocionante. Triste. Gaspar ahora tiene como 55 años, y él perdió a su madre, él quería hablar de las personas viejas. La película de Joachim Trier para mí es una de las películas más lindas del año, como Drunk el año pasado. También Thomas Vinterberg, otro chico de Cannes.

“Titane”, ganadora e la Palma de Oro, se proyecta el domingo 5 en el Espacio INCAA Km 0. Foto Archivo Clarín

-¿Por qué gana en Cannes “Titane”, que clausura la Semana?

-Preguntale a Spike Lee (presidente del Jurado).

-¿Fue sorpresivo o no?

-No, fue una cosa de las votaciones. Hay dos deliberaciones de parte del Jurado durante el Festival. En el primer round, había cuatro películas, más o menos, y en el segundo, Titane. No sé por qué. Necesitaban elegir la Palma de Oro y fue Titane. A mí me gusta mucho Titane, es una película…

-Que divide.

-Divide, sí, pero es por supuesto un evento enorme, porque la dirigió una mujer, es una película de género y también de una cineasta joven. Y la eligió Spike Lee como presidente del Jurado, y él hizo un trabajo increíble, y mostró una fidelidad, porque él también esperó un año para quedarse en el Jurado con nosotros.

La programación

The Worst Person in the World

Lunes 29 de noviembre, 20 hs. De Joachim Trier. Premio a la mejor interpretación femenina a Renate Reinsve. Sinopsis: Julie va a cumplir pronto 30 años y no consigue poner orden en su vida. Cuando cree haber encontrado cierta estabilidad con Aksel, escritor de éxito de 45 años, se cruza con el joven y seductor Eivind. Duración: 121’.

Vortex

Martes 30 de noviembre, 20 hs. De Gaspar Noé. Exhibida en la sección Cannes Première. Sinopsis: Los últimos días de una pareja de ancianos con demencia. Duración: 146’.

Compartment N°6

Miércoles 1° de diciembre, 20 hs. De Juho Kuosmanen. Premio Grand Prix (ex aequo). Sinopsis: Una joven finlandesa toma un tren hacia Moscú para ir al yacimiento arqueológico de Múrmansk. Tendrá que compartir su cabina con un desconocido. Esta convivencia y una serie de encuentros improbables unirán poco a poco a estos dos seres completamente opuestos. Duración: 107’.

Ahed’s Knee

Jueves 2 de diciembre, 20 hs. De Nadav Lapid. Premio del Jurado (ex aequo). Sinopsis: Y., cineasta israelí, llega a una aldea remota al final del desierto para la proyección de una de sus películas. Allí conoce a Yahalom, una funcionaria del ministerio de la cultura, y se lanza desesperadamente en dos combates perdidos: uno contra la muerte de la libertad en su país y otro contra la muerte de su madre. Duración: 109’.

Un héroe

Viernes 3 de diciembre, 20 hs. De Asghar Farhadi. Premio del Jurado (ex aequo). Sinopsis: Rahim está en la cárcel por una deuda que no ha podido pagar. Durante un permiso de dos días, trata de convencer a su acreedor para que retire el reclamo de una parte del pago. Pero las cosas no serán como lo tenía previsto. Duración: 127’.

Drive My Car

Sábado 4 de diciembre, 20 hs. De Hamaguchi Ryusuke. Premio al mejor guion a Hamaguchi Ryusuke & Takamasa Oe. Sinopsis: Pese a no ser capaz de recuperarse de un drama personal, Yūsuke Kafuku, actor y director de teatro, acepta montar la obra “Tío Vania” en un festival de Hiroshima. Allí, conoce a Misaki, una joven reservada que le han asignado como chofer. La sinceridad creciente de sus conversaciones les obliga a enfrentarse a su pasado. Duración: 179’.

Titane

Domingo 5 de diciembre, 20 hs. De Julia Ducournau. Ganadora de la Palma de Oro. Sinopsis: Tras una serie de crímenes sin explicación, un padre encuentra a su hijo desaparecido hace 10 años. Duración: 108’.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados