bajaron-el-dolar-blue-y-los-dolares-financieros,-pero-subio-el-riesgo-paisEconomía 

Bajaron el dólar blue y los dólares financieros, pero subió el riesgo país

Después del salto del lunes, en la primera reacción del mercado tras la salida de Martín Guzmán y la llegada de Silvina Batakis al ministerio de Economía, el dólar blue retrocedió 8 pesos en esta rueda y terminó a $ 252. Un camino similar siguieron los dólares financieros, que bajaron en torno a 2,5% tras la escalada del lunes.

En cambio, los bonos y las acciones, que ayer habían tenido un movimiento acotado por el feriado en Estados Unidos, se derrumbaron fuerte y perdieron hasta 14%. Esto empujo al riesgo país al borde los 2600 puntos básicos.

Con esta tendencia bajista, el dólar blue cedió 28 pesos desde el pico de $ 280 que tocó en la apertura del mercado el lunes.

El contado con liqui llegó a trepar a $ 285 en el comienzo de la rueda pero cerca del mediodía se desplomó a $ 264 y luego cerró en $ 274, mientras el MEP bajó 2,8%, a $ 263. Este cambio brusco despertó la sospecha de que el Banco Central estaba vendiendo los bonos con los que se accede al contado con liqui para evitar una disparada mayor de este dólar empresario.

Para los analistas, la reacción del mercado cambiario del lunes reflejó el pico de incertidumbre que recorre la city y provocó un overshooting, un salto desmesurado que ahora busca acomodarse.

Con la baja de hoy el blue está 13 pesos por encima del cierre del viernes pasado, cuando Martín Guzmán era todavía ministro de Economía. Y lleva la brecha con respecto al dólar mayorista al 100%.

Precisamente el salto de la brecha, que ayer en el momento más álgido del blue llegó al 123%, fue lo que motivo el parate de las operaciones comerciales con mayoristas que dejaban de vender con el argumento de que no sabrían a que precio debían reponer su mercadería.

Una gran proporción de las sobrerreacciones e incertidumbre emergentes se derivan de la descoordinación y la falta de cohesión política sobre el programa económico. No se trata de nombres sino de instituciones y acuerdos”, sostuvo Martín Calveira, investigador del IAE Business School, escuela de negocios de la Universidad Austral

Pese a la retracción de los dólares alternativos, en el mercado oficial el Banco Central tuvo que salir nuevamente a vender fuerte para cubrir la demanda y evitar convalidar un saldo mayor de la cotización mayorista.

Esta vez el Central vendió US$ 180 millones y acumula ventas por US$ 470 millones en las tres primeras ruedas de julio. 

“En otra rueda con menores ingresos de los exportadores y firme demanda para el pago de energía por unos US$ 150 millones, el Banco Central efectuó ventas por unos US$ 180 millones”, precisó el operador Gustavo Quintana.

Como se esperaba, la reacción más marcada hoy llegó desde el exterior. Después del feriado del 4 de julio, este martes con el mercado norteamericano operando a pleno, los bonos se hundieron hasta 14%. El Global 30 cayó 14,4% y las acciones argentinas que cotizan en Wall Street cedieron hasta 7%, en un día en el que el propio Dow Jones cerró en baja.

En paralelo, el Central siguió interviniendo para darle soporte a los bonos en pesos que ajustan por CER. La autoridad monetaria emitió 1 billon de pesos en las últimas cuatro semanas para recomprar estos bonos y evitar que sigan cayendo, Asi el Boncer 26 rebotó 1,8% hoy.

El derrape de los bonos en dólares se transmitió al riesgo país, que saltó 8,4% en el día para cerrar en 2574 puntos básicos. El indicador de JP Morgan que mide la sobre tasa que debe pagar la deuda argentina está en el nivel más alto de los últimos dos años.

A nivel mayorista, la corrección del día fue de veinticinco centavos y el segmento terminó en $ 126,20. Al menos en los dos primeros días de la gestión Batakis, el Central no aceleró el ritmo de suba diaria, pese a que el mercado está a la expectativa de que se produzca una suba más brusca,

“El ritmo de crawling-peg no estaría presentando por ahora modificaciones relevantes y la atención se concentra en el saldo diario de las intervenciones y en la actividad en los futuros por parte del BCRA”, señaló el operador Gustavo Ber.

“De ahí el reacomodamiento alcista en los dólares financieros. El combo de ‘más pesos, menos dólares’ en un contexto de creciente búsqueda de cobertura deriva en una ampliación de la brecha – ya por encima del 100%  en el caso del contado con liqui- lo cual resulta inestable en el tiempo ante las distorsiones económicas”, precisó Ber.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados