la-secretaria-de-energia-esta-“blindada”-por-cristina-y-reflota-la-segmentacion-que-guzman-rechazoEconomía 

La secretaría de Energía está “blindada” por Cristina y reflota la segmentación que Guzmán rechazó

“La ministra (de Economia, Silvina Batakis) está armando su equipo, como corresponde. Pero dudo que se meta en el área de Energía, porque esa dependencia está reservada para los funcionarios elegidos por la vicepresidenta (Cristina Fernández)”. La afirmación, con distintos matices, corre por cuenta de un funcionario del Poder Ejecutivo y un empresario del sector energético.

La flamante titular de Economía confirmó que se avanzará con la segmentación de tarifas, que implica una suba en las boletas de luz y gas en los segmentos de mayores ingresos. Pero casi nadie en el Gobierno cree que se aplique el modelo propuesto por el ex ministro Martín Guzmán, y todos vuelven a estudiar la “georeferenciación”, es decir la quita de subsidios a determinados barrios.

El secretario de Energía, Dario Martínez, continúa y los funcionarios que responden a la vicepresidenta como Federico Basualdo (subsecretario de Energía Eléctrica) y Agustín Gerez (maneja Energía Argentina) también”, repitieron fuentes oficiales, ratificando lo informado por Clarín el lunes.

La vicepresidenta sostiene a Federico Basualdo, el subsecretario de Energía Eléctrica y el funcionario que mejor la representa en cuestión de tarifas. De su equipo salió la segmentación por georeferenciación, es decir dirigida a los barrios de mayor valuación inmobiliaria en la ciudad de Buenos Aires, partes de los partidos de San Isidro y Vicente López, más los barrios cerrados y countries.

“Los Federicos (Basualdo en Energía Eléctrica y Bernal, interventor del Enargas) son ‘cristinistas totales’. Nadie los va a tocar. (Darío) Martínez se entiende bien con Máximo (Kirchner) y también es considerado “tropa propia”, pero Cristina lo tiene un escalón más abajo en su consideración en relación a Basualdo, por ejemplo”, grafican un empresario y otra fuente oficial.

Aunque en las empresas los conocen como los “Federicos” -porque ambos bregan por tarifas bajas-, en el Gobierno dicen que Basualdo sigue empoderado, mientras que Bernal retrocedió algunos casilleros en la configuración de las preferencias kirchneristas.

Cerca de Martínez dicen que sus agendas de trabajo dicen como si no hubiera habido cambios en Economía. De esa forma, pareciera que el secretario obtuvo algún aval de la flamante ministra.

En el Gobierno insistirán con que los hogares de mayores ingresos paguen un importe más alto por las boletas de luz y gas. Pero ya no será con una receta como la que quería implementar el ex ministro Guzmán. Se esperaba que la ministra Batakis conteste al respecto en un programa de televisión del miércoles por la noche.

Energía fue una de las áreas que más chocó con Guzmán. ​​Santiago López Osornio, subsecretario de Planeamiento Estratégico en la secretaría de Energía, era una suerte de “representante” de Guzmán en esa dependencia. Se fue sin haber implementado un formulario que iba a ser obligatorio para el destino de los subsidios y que el Gobierno prometió varias veces.

“La segmentación que buscaba Guzmán no se utilizará. Se trabajará en un nuevo modelo”, afirmó una fuente oficial, tal como lo reflejó Clarín el lunes.

Las boletas de luz y gas subieron un 21% para los sectores de menores ingresos y 42% para el grueso de los clientes, considerados de “clase media”. Hasta ahora, no hay previstos nuevos ajustes.

Las empresas energéticas (Cammesa,Energía Argentina, YPF) todavía tienen que realizar importaciones durante este mes y el próximo. En los últimos días, hubo una baja en la cotización del petróleo a nivel internacional. El barril se está estacionando más cerca de los US$ 100. Hace un mes, estaba a US$ 120.

La caída en el petróleo podía alivianar en las futuras compras de GNL, gasoil y fueloil. Esos productos toman el barril de Brent como una referencia.

En Energía están estudiando esas compras, viendo si pueden aprovechar la caída para conseguir mejores precios que en el primer semestre. Desde marzo, con la invasión rusia a Ucrania, los importes de los productos energéticos volaron, complicando el panorama de las importaciones.

Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados