InicioSociedadLas medidas de fuerza siguen impactando en el aprendizaje

Las medidas de fuerza siguen impactando en el aprendizaje

El SUTEF lleva adelante por estos días nuevas medidas de fuerza. El sindicato rechaza la suma fija ofrecida por el Gobierno provincial. Algunos padres canalizan su enojo en las redes sociales.

M

ás allá de a quién le asiste la razón, en un escenario de inflación galopante, no menos cierto es que las medidas de fuerzas impulsadas por el Sindicato Unificado de Trabajadoras y Trabajadores de la Educación Fueguina (SUTEF) están impactando en el aprendizaje de los estudiantes de la provincia.

Durante la jornada del miércoles el sindicato realizó un nuevo paro de 24 horas en rechazo de la suma fija no remunerativa y no bonificable para los meses venideros que propuso el Gobierno.  Esto deriva en medidas de fuerza que causan el enojo de algunos padres que se quejan de las medidas gremiales.

Vale recordar que el sindicato endureció su postura después de las elecciones en las que el gobernador Gustavo Melella ganó en primera vuelta el pasado 14 de mayo donde cosechó un alto porcentaje de votos. 

Después de las vacaciones de julio el gremio inició una seguidilla de paros y desobligaciones ante la no obtención de la respuesta salarial pretendida. En julio el Ejecutivo dio un aumento salarial por decreto ante la falta de acuerdo con el gremio y la insalvable distancia entre lo que el Gobierno establece poder pagar y lo que la dirigencia gremial solicita.

Lo cierto es que algunos padres se han mostrado molestos por las suspensiones de clases a raíz de los paros y de las medidas de fuerza. Algunos han decidido canalizar sus posturas en las redes sociales, manifestado, por ejemplo, que las desobligaciones, más allá de trastocar la  planificación de la jornada laboral, ya que muchos deben salir de sus trabajos para retirar anticipadamente a los alumnos, sumadas a los días de clase perdidos por los paros, impactan profundamente en el aprendizaje de los niños, vulnerando un derecho elemental.

La opinión mayoritaria refiere que las medidas gremiales nunca pueden superponerse con el derecho al acceso al conocimiento por parte de los alumnos.

Por el momento las negociaciones parecieran estar estancadas, ya que desde la Provincia argumentan que los recursos son exiguos y que la incertidumbre rodea el futuro económico del país.

En tanto desde el gremio se niegan a aceptar la suma fija no remunerativa ni bonificable.

Pero más allá del aspecto económico y la resolución urgente que la misma demanda, los alumnos fueguinos ven resentido el servicio educativo cada dos por tres. Ello sumado a un nivel de aprendizaje que, entre medidas de fuerza y un sistema laxo, sigue en franca decadencia.

Más noticias
Noticias Relacionadas