InicioPolíticaDesconfianza y bronca de los libertarios por la fiscalización «compartida» con el...

Desconfianza y bronca de los libertarios por la fiscalización «compartida» con el PRO en la Provincia

La orden de fiscalización conjunta que bajó desde las altas esferas después del acuerdo entre Mauricio Macri y Javier Milei se empantana a medida que baja al territorio, donde dirigentes de fuerzas que hasta semanas fueron rivales tienen que trabajar codo a codo.

«Bienvenidos todos los que quieran ayudar pero los del PRO se pasan de vivos. Hubo concejales electos de ellos que llamaron y convocaron a dirigentes nuestros como si fueran jefes. No corresponde. Los que ganamos y estamos en el balotaje somos nosotros, ellos deberían limitarse a acompañar«, relató a Clarín un referente de LLA de La Matanza.

Mientras tanto, Lalo Creus quien fue el candidato a intendente de La Matanza por Juntos por el Cambio, organizó el sábado pasado un plenario en González Catan por este tema. «Decidimos: fiscalización y respaldo a Javier Milei como líder del cambio en Argentina», escribió en sus redes.

Desde LLA de La Matanza -distrito clave de la tercera sección electoral- aclaran que no hay ningún acuerdo político y que esperan directivas de sus dirigentes para elaborar listados de fiscales y posteriores reuniones de capacitación.

No es el único problema que enfrentan. En otros distritos, como Merlo por ejemplo, el sector mayoritario de Juntos por el Cambio, es el que ganó en la interna y responde a Horacio Rodríguez Larreta; referente del PRO que no avaló el acuerdo del espacio con Milei.

«De todas maneras tenemos referentes con los que hablar. Nosotros ya estamos cubiertos en cantidad de fiscales, pero con ellos podemos reforzar y reemplazar a los que estuvieron más flojitos», reconoce un dirigente libertario local.

Lo cierto es que LLA está necesitada de fiscalización, sobre todo en la Provincia de Buenos Aires, donde creen que se va a definir la elección.

Entre las PASO y las generales el espacio mejoró drásticamente la fiscalización. Sin embargo, dicen, sufrieron al «aparato peronista en su esplendor», mientras que para el 90% de sus fiscales se trataba de un «bautismo» en la tarea.

Es que LLA se nutrió de militantes voluntarios para la tarea y tuvieron que enfrentar a fiscales experimentados.

«Tuvimos infiltrados. Más de 35 fiscales truchos ocupando lugares nuestros. Cuando llegaban los nuestros decían que ya estaban los libertarios.Los nuestros tenían constancias que habíamos entregado pero terminamos sacándolos a la fuerza», relata un coordinador libertario de la Provincia.

No hay tanto tiempo hasta el balotaje y las próximas semanas serán clave. El hombre que baja las directivas a la Provincia por parte de LLA es el coordinador, Sebastián Pareja. Para garantizarse un buen control necesitan unos 40 mil fiscales en la provincia.

Más noticias
Noticias Relacionadas