InicioSociedadMorón: un policía de la Federal mató a un ladrón e hirió...

Morón: un policía de la Federal mató a un ladrón e hirió a otro en un intento de robo

Eran las 22.45 cuando los vecinos escucharon los gritos. Enseguida, los disparos. David Fernández, un policía de la Federal se resistió a los tiros de un robo. Mató a un ladrón e hirió al otro. La Justicia no lo imputó por el hecho, pero investiga su accionar.

Todo ocurrió mientras Fernández andaba en moto cuando, en el cruce de las calles Santa Teresa y Santo Domingo, en Morón, lo cruzaron dos ladrones en una moto Honda Tornado.

Según fuentes judiciales, el efectivo se identificó como miembro de la fuerza, y sacó su arma reglamentaria para defenderse del asalto. Fueron varios disparos que alcanzaron a los asaltantes. Uno de ellos, identificado como Uriel Fernández (21) terminó herido de un disparo en una pierna.

El otro, de quien no ha trascendido la identidad, cayó muerto en la vereda.

El policía, que estaba a pocos metros de su casa, logró pedir refuerzos en la Comisaría 4° de Morón, con jurisdicción en la zona. Cuando llegó la ambulancia constató la muerte de uno de los asaltantes y trasladó al otro a un hospital.

Una de las armas de los ladrones en el escenario del hecho. Foto: laciudadweb.comUna de las armas de los ladrones en el escenario del hecho. Foto: laciudadweb.comEl joven fallecido no pudo ser identificado por las autoridades, aunque esperaban el resultado de la autopsia para que sus familiares pudieran reconocerlo.

El hecho está siendo investigado por la fiscal Paula Salevsky de la Fiscalía N°4 de Morón. Por protocolo dispuso que las pericias estén en manos de Gendarmería Nacional, que secuestró el arma del Policía y analizan la escena del crimen.

«Con respecto a personal policial no se adoptó temperamento, se dispusieron medidas para investigar su accionar», confirmaron fuentes de la investigación.

Al detenido, internado en el hospital con un balazo en la pierna izquierda, lo indagaron por robo agravado por el uso de arma de fuego y tenencia ilegal de arma.

La moto que usaron los ladrones no tenía patente y presumen que también era robada. La del policía, quedó tirada en la mitad del asfalto tras el forcejeo, pero logró recuperarla.

El arma del policía fue secuestrada para determinar cuántos disparos realizó. Lo mismo ocurrió con el arma de uno de los delincuentes.

PS

Más noticias

Rainbowwashing

Noticias Relacionadas